Hoy leemos, Egipcios del Espacio.

Hoy leemos un nuevo libro a través del club de amigos de Boolino, en este caso un comic, Egipcios del Espacio, que por desgracia me ha decepcionado bastante. Cuando me decidí por este libro, recomendado de 8 a 12 años, y que puedes adquirir en la página de Boolino, di por supuesto que la cultura Egipcia y sus características iban a ser el telón de fondo de esta historia ubicada en un lejano planeta al que los protagonistas de la historia llegan a través de sus habilidades en un videojuego que tiene el mismo nombre que la serie de comics, y es que este tomo, subtitulado La Muela del Faraón, es el primero de la colección, que ya continúa con la receta del Faraón.

El caso es que daría exactamente lo mismo, que fueran egipcios, mayas, o cavernícolas, no habría que tocar el texto, porque salvo la ambientación no hay más referencias a Egipto, de hecho, la trama se centra en algo tan prosaico como buscar al dentista del faraón, y el que se perfila como el malo de la saga se parece sospechosamente al mago de Aladín en la versión de Disney.

egipcios del espacio portada

Así pues la ambientación en Egipto es puramente circunstancial, y en cuanto a la aventura en sí y a las dosis de humor con que se presenta… no me parece para tanto, pero sí creo que pueda entretener a niños de las edades a las que se dirige el libro. No me parece especialmente atractivo, pero tampoco está tan mal como para que pasen un rato entretenido leyendo.

Lo que desde luego no me gusta para nada es el trato que se da a la apariencia física en general, y en particular a la femenina. Para empezar, el destinado a ser un héroe es un muchacho pequeñajo y rechoncho, lo que desilusiona terriblemente a la hija del emperador, que espera por un hombre apolíneo y así lo dice de forma explicita. Casi todos los personajes masculinos, incluso su compañero de aventuras tienen los músculos bien definidos, son altos, bien parecidos… dando así una imagen muy clara del canon de belleza, ya que el auténtico cerebro, debido a su complexión se disfrazará con los disfraces más ridículos, estará en un segundo plano y no llamará tanto la atención.

guardas egipcios del espacio

Y en cuanto a las mujeres… el tratamiento me parece burdo y en alguna ocasión directamente sexista, aunque es verdad que esta es una tónica habitual en los cómics infantiles en mayor o menor grado, pero casi de forma constante aparece este tratamiento hacia los personajes de sexo femenino, desde su inferior número (la hija del faraón y la madre de uno de los protagonistas en esegipcios del espacio interiorte libro).

La hija del faraón tiene una cintura de avispa imposible, unos pechos voluptuosos y unas prominentes caderas, y se viste de forma sexi,  aunque en distintas  ocasiones, su hermano la desnudará por hacerle una broma.

Por ir un poco más allá, (atención que va espolier) la trama enfrenta a dos patrullas, la ganadora, la de los protagonistas, va directamente a entrenarse para el ejército real. La perdedora a alimentar a las serpientes del faraón, tarea que se prevé peligrosa y desagradable. Sin embargo, el entrenamiento será un infierno… y estas son las serpientes reales, agasajando a sus nuevos cuidadores, los perdedores en la misión impuesta por el faraón.

Lo dicho, sé que esto es lo “normal” en los comics en mayor o menor grado, y sé que en esta vida no todo tiene que ser educativo, lo lúdico por simple diversión también tiene que tener cabida, pero la verdad, no es algo que me parezca adecuado para peques de 8 a 12 años, máxime cuando los perdedores son los que mejor se lo pasan, dando a entender que su castigo es mejor que la recompensa de los ganadores que han sabido realizar bien su trabajo, supongo que para todo hay un término medio.

Anuncios