Un paseo por Tapia de Casariego

En Asturias, el verano no trae dos días iguales, así que si no está para playa, siempre podemos optar por un paseo en familia, como este que nos ofrece Tapia de Casariego. Comenzamos desde el puerto pesquero. Primero nos fuimos hacia la derecha, llegando hasta el espigón, pasando a los pies del faro, para luego hacer el resto del paseo, que no es muy largo, y si muy agradable y tranquilo para hacer con niños y niñas.

faro de tapia de casariego

Si en vez de iniciar el camino en el puerto, lo finalizamos, podremos descansar tomándonos algo en las terrazas que pueblan la zona. Si en cambio empezamos por aquí. El descanso podremos hacerlo en la playa.

puerto de tapia de casariego

A partir del puerto, tendremos una pequeña pendiente a mitad de la cual iremos encontrando algunos bancos para sentarnos a mirar el mar, sobre el puerto, y es que las vistas durante todo el recorrido no tienen desperdicio.

mirador tapia de casariego

Al coronar la cuesta, llegaremos al mirador de los cañones (o de Os Cañois), recibe este nombre porque fue en su día defensa de la localidad y de  hecho aún se conserva uno de los cañones que allí se ubicaron y que ahora constituye un homenaje a los hombres del mar. Además, se conservan las balizas de gas que se utilizaron en el puerto pesquero de Tapia desde 1958 hasta 1991.

mirador cañones tapia

Y unos metros más allá, quizá el punto más singular del paseo: La piscina de agua salada, creada rehabilitando una antigua cetárea por el Ayuntamiento de Tapia en el año 2010. Es de acceso libre y gratuito, y tanto la bajada de acceso como la superficie que la rodea es de madera, lo que evita resbalones y es más agradable como solarium que la piedra o el hormigón.

piscina en una cetarea tapia de casariego

Sin duda es una buena opción para ir con niños y niñas, o si no quieres saltar olas, porque Tapia es conocida precisamente por sus olas, y por ser destino de surf. Como sabrás acoge un prestigioso campeonato cada primavera.

surferos en tapia de casariego

A escasos metros de la piscina, está la plazoleta del humorista Tomas Niembro,  donde tienes una heladería, y de ahí a las playas, otros pocos metros, empezando por Las Furadas, La Ribeira, El Murallón y finalmente Anguileiro.

vista de las playas de tapia de casariego

Las playas de Tapia no están “a rás de suelo”, tenemos que bajar a ellas por alguna de las escaleras que nos llevan a amplias zonas de arena o a recoletos rincones donde nos cogen solo dos o tres toallas.

PARQUE EL MURALLÓN TAPIA DE CASARIEGO

El paseo que venimos dando termina en una zona de jardines sobre el Murallón, en la que encontraremos chiringuitos, la caseta de salvamento y algo de aparcamiento, ya junto a la carretera, porque hasta este momento hemos venido por el pueblo. En la carretera, también tenemos aparcamiento, y si continuamos con el coche, podremos entrar hasta alguna playa con él, como a la de Angileiro donde también se encuentra el campo de fútbol y desemboca el río del mismo nombre

playa tapia de casariego

Como ves en la imagen, en esta playa no solo hay olas, la marea forma una zona de agua tranquila ideal para que niñas y niños chapoteen y jueguen tranquilamente. La profundidad varía en función de la marea, así como su amplitud, así que tenlo en cuenta a la hora de poner la toalla. Donde ahora no hay agua ya sabes que en un rato puede haberla. Y si escoges algún rincón resguardado, ten cuidado también, si sube la marea, no tendrás más remedio que mojarte o bien usar las escaleras para salir.

vistas pase maritimo tapia de casariego

En realidad, aunque lo hicimos en una mañana, este paseo puede dar para todo el día. Prepara la mochila con el bocadillo, la toalla y el bañador, pasea, báñate en la playa y/o en la piscina, tomate algo en los chiringuitos de la playa o en los bares del puerto y disfruta de Tapia y el verano asturiano. ¡Apúntalo en tu agenda de planes pendientes!

Anuncios