Blogger Traveller Blanco: el Centro Niemeyer

En el año 1989, la por entonces Fundación Príncipe de Asturias (Actual Fundación Princesa de Asturias) decidió otorgar el premio Príncipe de Asturias de las Artes al arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, quien a su vez, años después y con motivo de la XXV edición de los Premios, donó el diseño de su única obra en Asturias, el Centro Cultural Oscar Niemeyer, que en palabras del propio arquitecto, es su obra más importante en Europa.

plaza niemeyer

Conocido popularmente como Centro Niemeyer, se ubicó en Avilés, una ciudad con un marcado pasado industrial, y en reconversión, para la que el Centro supuso parte del revulsivo y cambio de imagen que con muchas otras iniciativas le están dando una nueva personalidad a la ciudad.

vista desde el barco

Ya antes de su inauguración, el 26 de marzo de 2011, el centro despertó vivo interés en la sociedad en general, y se realizaron exitosas visitas a las obras antes de que estas finalizasen.

obras en el niemeyer

Con su color blanco y sus volúmenes redondeados, se asienta en la entrada de la ría de Avilés que sigue recibiendo barcos con mercancías industriales por lo que desde el centro podemos divisarlos cargando y descargando, pero también ha atraido otras embarcaciones, como por ejemplo los distintos buques escuela que atracan en su dársena y ofrecen jornadas de planchas tendidas (puertas abiertas) y entre los que se encuentran, por ejemplo el Juan Sebastián Elcano.

juan sebastian elcano en el niemeyer

El sol reverbera sobre las paredes de un centro que tiene una inmensa plaza sobre la que se alzan cuatro edificios: Un auditorio con un escenario que abre tanto hacia dentro como hacia afuera, pudiendo celebrar espectáculos a la plaza, y alberga en su sótano un club para pequeñas actuaciones.

auditorio niemeyer

La Cúpula, acoge distintas exposiciones en un espacio que si por afuera llama la atención, no defrauda en su interior. La visita a la exposición de turno es una doble experiencia.

interior cupula niemeyer exposición

La torre, con una escalera en caracol que sube pegada a la columna que la mantiene, está coronada por un restaurante – mirador con impresionantes vistas sobre la ría.

torre niemeyer

Y por último, el edificio polivalente, con la recepción y taquilla, cafetería, cine, tienda-librería que ademas acoge numerosas actividades infantiles… y que aunque es el edificio más “normal” su gran cristalera que mira a la plaza y refleja el resto del conjunto merece mención.

centro polivalente niemeyer

A lo largo del año, el centro programa innumerables actividades de talla internacional y nacional. Por el han pasado por ejemplo Woody Allen, Paul Auster, Kevin Spacey… por citar solo algunas de las personas que han dejado su huella en el centro. Puedes ver en la web del centro su programación y la específica, la que desarrolla Educa Niemeyer para público infantil, por supuesto está puntualmente recogida en nuestra agenda de planes con niños y niñas en Asturias y como el resto de las propuestas, no tiene desperdicio.

teatro de calle en el niemeyer grupo margen

Para conocer el centro a fondo y sus singularidades, de miércoles a viernes por la tade y sábados y domingo mañana y tarde puedes participar en alguna de las visitas guiadas que se realizan. En estas visitas de 45 minutos podrás ver la plaza, Auditorio (hall y patio de butacas) y Cúpula y tienen un coste de unos 3 euros, que puedes complementar con entrada a exposiciones. Puedes consultar los horarios y precios concretos en la web del centro.

cupula centro niemeyer

Al centro se puede llegar en coche. En la parte de atrás hay un pequeño aparcamiento, cuenta con uno cubierto, pero todavia no está en uso. También puedes cruzar desde Avilés por dos puentes que tampoco te pasarán inadvertidos, o bien puedes llegar en tren, porque el centro cuenta con su propio apeadero.

plaza y galeria niemeyer

En definitiva, este oasis blanco sobre la ría de Avilés no pasa desapercibido y merece la visita e incluso participar en sus actividades. Seguro que llamará la atención de toda la familia.

Y si quieres seguir conociendo sitios y viajando bajo la inspiración del blanco, no te pierdas el Blogger Traveller de Enero.

Anuncios