Un plan: La Sidra.

La sidra es el plan de esta semana. No es un “así se hace la sidra” o una “visita a un llagar” porque esta visita a Casa Trabanco es todo esto y más.
Lucía, la guía que nos acompañó durante la visita, en un determinado momento nos dijo más o menos que  aunque se están dando muchos pasos en ese sentido y cada vez se conoce más, la sidra no es fácil de exportar fuera de Asturias porque no es solo una bebida, es toda una cultura la que hay en torno a ella, y tienen que ir unidas. No hay mejor forma de resumir la visita.
Desde el momento que comienza el recorrido, junto a la pomarada (la plantación de manzanos) hasta que nos despedimos con el sabor de la sidra en la boca, se va desgranando el modo de elaboración de la sidra, y además, conocemos la historia de Casa Trabanco, su nacimiento allá por los años 20 como un llagar casero en el que el vecindario acudía a hacer su sidra, hasta convertirse hoy en día en el mayor productor de sidra de Asturias con 5 millones de litros anuales.
Veremos una bodega en un túnel, que quiso serlo ferroviario y no lo fue, veremos la manzana, dónde se selecciona y cómo, veremos cómo se prensa, cómo se lleva a las barricas, nos explicarán cómo, cuándo y por qué se lleva a las barricas de madera o a los tanques para su almacenaje, cómo se trasiega para intentar que todas las botellas tengan más o menos el mismo sabor y la misma calidad, y veremos cómo se trabaja, porque estamos en un llagar que funciona, no en un museo.
Pero en cada paso que demos, iremos descubriendo todo lo que ha alrededor de la sidra, cómo aquella bebida que se hacía en casa (Trabanco sigue siendo una empresa familiar) y era bebida de pueblo ha llegado hoy a ser tan popular y consumida a cualquier hora, cualquier día y en cualquier ocasión.
No hay aspecto que quede por tratar. Descubriremos desde la relación cordial entre llagareros, a los efectos de la sidra, desde la polinización con abejas (que propiciará la futura aparición de algún producto Trabanco con miel) a la sidra Brut que ya produce la casa, sabremos porqué toda la sidra cuesta lo mismo aunque sea de diferente casa, o porqué se bebe en el mismo baso y se tira un poco…
Y por supuesto, para acabar hay que probarla. Directamente de la espicha (la espita) en el llagar, con quesos asturianos, y para la gente menuda, sidra dulce, que no tiene alcohol, todo en animada charla, fotos, con clase de escanciado para quien se anime a probar, y más curiosidades que es lo que tiene la sidra, que invita a charlar y a pasar un rato entretenido, que es más que una bebida.
Por tanto si visitas Asturias, no puedes dejar de conocer esta importante parte de la cultura asturiana, y si eres de Asturias, no puede dejar de conocer esta importante parte de tu cultura, porque así cada vez que te tomes un culín, sabrás todo lo que hay detrás.
Datos Prácticos:
Visita Premium: pomarada familiar, llagar original de Sidra Trabanco y túnel histórico. Degustación de sidra y maridaje de quesos asturianos.
Duración: 1h. y 30 min.
Cuándo: De martes a domingo a las 12:00 h. y a las 20:00 h.
Precio: 8€ persona + 5% dto. sobre servicio de carta en el restaurante (no promociones).
GPS: 43° 28´ 42˝ N–05° 38´ 46˝ W
Información e inscripciones: 985 13 64 62 . 658 81 37 34 – sidreria@casatrabanco.com
Anuncios