El Acuario de Gijón (II). Notas prácticas.

Como ya vimos en una entrada anterior, el Acuario de Gijón nos ofrece un recorrido por aguas dulces y saladas para que podamos conocer a sus habitantes. Como en aquella entrada ya hablamos de la visita en sí, hoy vamos a tratar aspectos prácticos de la misma.
El recorrido del acuario es cómodo y es adecuado a todo tipo de personas, pudiendo realizarse con silla de ruedas o carrito de bebé. Dispone de escaleras mecánicas y ascensor para salvar el desnivel del oceanario, aunque de los cuatro aseos del equipamiento (dos en el recorrido, uno en la cafetería y otro en la entrada) solo el de la entrada dispone de cambiador para bebés y también está adaptado a personas con discapacidad. En la zona del oceanario hay un desnivel que se salva mediante escaleras mecánicas con una impresionante vista al acuario, o bien mediante un ascensor.
Detalle de la ambientación de la zona del río cantábrico en el que se aprecia por dónde sube el camino.
La duración de la visita es muy relativa, ya que dependerá del tiempo que queramos dedicarle, podemos pasarnos horas, aunque podemos calcular entorno a la hora y media o dos horas para verlo cómodamente. A lo largo del recorrido encontraremos algunas zonas en las que podemos descansar y disfrutar tranquilamente de ciertos acuarios: frente a las nutrias, un banco perfectamente integrado en la decoración de esta zona de río que imita piedra y en la que caminamos en un entorno de piedras y plantas y otras graderías en las zonas de los pingüinos, la gran cristalera del Oceanario, o uno de los acuarios de la zona de arrecifes.
 
Cristalera del Oceanario que cuenta con gradería.
En la imagen preparada para la actividad “Durmiendo con Tiburones”
 
En cuanto al horario para realizar la visita al Acuario de Gijón es amplio: las puertas abren todos los días a las 10 de la mañana y cierra entre las 19 y las 22 h. dependiendo de la época del año, con lo que podemos realizar la visita sin agobios, (Ojo: Es interesante informarse previamente sobre el horario de alimentación de nutrias, pingüinos y tiburones si quieres verlo)
Si la visita nos cansa mucho, o nos coincide el horario, podemos comer o tomar algo en su cafetería / restaurante, que ofrece distintos platos, menús del día y menús infantiles. Sus precios son normales, a modo de ejemplo, por un café, un té, una caña y un refresco, nos cobraron 6,50 euros. El menú cuesta 12 euros y se compone de dos platos y postre. Además, con la entrada infantil te darán un vale para canjear por un batido de chocolate, y cubriendo la papeleta, entraremos en el sorteo de recuerdos.
Las vistas desde la terraza de la cafetería / restaurante del Acuario de Gijón, son estupendas.
Encontraremos el acuario junto a la playa de Poniente, lo que sobre todo en verano dificulta el aparcamiento en la calle, ya que aunque anteriormente disponía de una zona junto al acuario para aparcar aunque muy reducida, pero ahora no podemos llegar en coche hasta el equipamiento, ya que la calle por la que se accede tiene prohibida la circulación excepto a vehículos autorizados. Si tenemos la opción de un parking subterráneo muy cerquita si como digo, en las calles aledañas no encontramos dónde aparcar. Algunas de estas calles son de zona blanca.
El precio es de la entrada ordinaria para el acuario de Gijón es de 14 euros las personas adultas y 7 el público infantil (3 a 14 años). Existen descuentos con la tarjeta ciudadana, carné de estudiante, mayores de 65, grupos (mínimo 20 personas) familias numerosas y personas con discapacidad. También tienen descuento las personas que tengan la tarjeta Ikea Family.
Un cuidador alimenta a los pingüinos
Y por supuesto podrás irte con un recuerdo, que podrás comprar en su tienda, a la salida, o bien con una foto que te podrás hacer en el interior escogiendo un fondo y recoger a la salida. Tanto la tienda como la cafetería tienen acceso libre y no es necesario pagar entrada para acceder.
No podemos finalizar sin destacar la amplia gama de actividades que realiza el acuario: visitas guiadas, vacaciones acuáticas (campamentos de día), celebraciones de cumpleaños y comuniones, sesiones para dormir con tiburones en familia (más abajo puedes ampliar la información), cenas en fechas señaladas (los fuegos, San Juan…) cenas con visita guiada durante el verano, exposiciones puntuales, actividades para escolares durante el curso, etc.
Si quieres saber más, solo tienes que hacer clic en estos enlaces:El Acuario de Gijón (I) La Visita.
Durmiendo con tiburones en familia. Entrada del blog en la que un amigo de Esparcer nos cuenta su experiencia en esta actividad
Web del Acuario de Gijón
El Acuario de Gijón en Facebook. 

Anuncios