El jardín mágico. Magia en el Botánico.

Que un jardín botánico puede ser un lugar mágico, no cabe duda, pero en esta ocasión, es aún más mágico todavía. Este año dentro de la programación de verano del Jardín Botánico Atlántico incluye cuatro jornadas dedicadas a la magia que no te dejarán indiferente.
Se trata de una visita guiada por el Botánico de Gijón, en la que además de ir descubriendo interesante información sobre el Botáncio iremos encontrando en distintos puntos, breves espectáculos de magia que nos harán pasar un rato de lo más entretenido.
Con la guía recorriendo el Botánico

El primer fin de semana mágico se celebró los días 7 y 8 de julio pero todavía quedan otros dos el primer fin de semana de agosto. Cada día hay 6 frecuencias y para cada pase hay un tope de 60 plazas, lo que hace que el grupo no sea muy numeroso y podamos disfrutar tranquilamente de los espectáculos y del paseo. 

Nosotros fuimos a primera hora del domingo, a las 11 de la mañana y resultó algo de lo más agradable, porque apenas había gente en el Botánico, estaba muy tranquilo y además el grupo era pequeño, no llegábamos a 20 personas, con lo cual todo fue muy agradable, y aún más cercano de lo que podíamos esperar.
Llegando a la actuación del Mago Nacho

El primer mago en intervenir es José Armas, “El Ilusionista”, junto a la panera. Luego nos vamos adentrando en el jardín y nos encontramos al Mago Nacho que nos hará reír con sus trucos y nos asombrará porque una cosa es ver magia en la tele y otra en tus propias narices. Si te gusta la fruta este es tu espectáculo. A continuación, Castiñeiras nos sorprenderá con su magia de cerca, de la que es campeón. El Duo Acrolua, propiciará la siguiente parada para sorprendernos con sus acrobacias, el único espectáculo no mágico pero igualmente impactante. Y para finalizar, sentados en el teatro del Bosque de los Niños, nos asombraremos con la magia de Jammes Garibo: fuego, espadas, cuerpos que se parten…

Castiñeiras y su magia de cerca

En definitiva es una estupenda forma de disfrutar del Botánico en familia apta para todos los públicos, y de la que podemos disfrutar en familia por lo que se convierte en 100% recomendable. Además, puedes quedarte en el Botáico todo lo que desees, un estupendo plan puede ser ir por la mañana y luego volver hacia la salida deteniéndote, descubriendo especies, rincones y secretos de este maravilloso espacio. Nosotros no pudimos hacerlo por motivos laborales, pero las ganas nos las quedamos.

El duo Acrolua y su espectáculo integrado en el entorno

Como veis hay algunas fotografías del Jardín Magico en el Botánico de Gijón, y son un poco sosas, es cierto, pero nada más lejos de la intención que “destripar” nada, ya sabéis que desde aquí preferimos guardar la sorpresa para que llegues y te dejes asombrar, así que si falta alguna foto… a lo mejor es por eso, pero os aseguro que ver lo que falta, es una pasada, por eso, porque está a escasos metros de tí. 

La entrada cuesta 10 euros. Menores de 5 años no pagan. Nosotros tuvimos suerte y abaratamos costes con una entrada que nos tocó en un concurso realizado a través de la página en Facebook de José Armas “El Ilusionista. Desde aquí las gracias porque teníamos intención de ir, pero así nos supo todavía mejor…
Jammes Garibo, gran final de la visita.
Y por supuesto, en la Agenda de Esparcer encontraréis más información sobre esta actividad y toda la programación de verano en el Botánico de Gijón, así como muchas otras propuestas.
Anuncios