El club de los miruendanos. Naturaleza para niños y niñas.

El Jardín Botánico Atlántico, como es bien sabido, desarrolla distintas iniciativas con el fin de acercar a la población de una forma lúdica y atractiva tanto a sus instalaciones como a los contenidos que divulga.
Por supuesto, el público infantil tiene un espacio destacado tanto por las actividades específicas que se planean para niños y niñas por ejemplo dentro de la programación de solsticios, equinoccios y otras fiestas, como a través de un espacio propio del que ya hablamos en este blog, el Bosque de los niños o este club al que hoy dedicamos un espacio, el Club de los Miruendanos.
Básicamente, este club organiza periódicamente actividades destinadas a sus socios y socias dentro del botánico como visitas guiadas temáticas o fuera de este, que suelen ser excursiones para conocer otros entornos natuales, eso si, muy sencillitas y aptas para todos los públicos.
Además, ofrece descuentos para otras actividades como el programa Pasaporte a la Naturaleza que se desarrolla durante el año en el Botánico. Y una vez al año se celebra el día del Club de los Miruendanos con sorteos, actividades y juegos.
Ser miembro de este club es muy sencillo y gratuito. Basta con descargar, cubrir y enviar la ficha de inscripción junto con una fotografía para que niños y niñas hasta 12 años consigan su carné y chapa identificativa como miembro. También puede hacerse de forma presencial, adjuntado dos fotografías en la taquilla del Botánico.
Pero como es lógico, al tratarse de menores en el caso de las excursiones, visitas guiadas etc., la plaza no es solo para el niño o la niña, sino que se hace extensible a una persona adulta que le acompañe. De esta forma, el club nos ofrece la ventaja añadida de poder compartir con nuestro hijo o hija una actividad interesante y educativa pensada para la gente menuda. Normalmente, puede asistir más de una persona adulta, es decir puede ir con mamá y papá, pero solo hay un pase gratuito o con descuento, la segunda persona deberá pagar la actividad según las tarifas vigentes en el Botánico.
Como veis, se trata de un club ideal para despertar el interés de niñas y niños sobre la naturaleza y las ganas de aprender sobre la misma, al tiempo que les acercamos a actividades saludables e interesantes para su formación y desarrollo, mostrándoles formas constructivas de emplear su tiempo de ocio.
Por otra parte, el sentimiento de pertenencia a un grupo con el que comparte interés y gustos, de personas de su misma edad y con los que periódicamente se puede encontrar en torno a unas actividades que despiertan su interés y curiosidad, contribuye en las primeras etapas de la adolescencia a fomentar su independencia y autoestima, si tenemos en cuenta que puede tratarse de sus primeras experiencias en un club.
Anuncios