Piccolo Sport de Vitabasket. Baloncesto para peques.

El pasado lunes día 3, Piccolo Sport celebró una jornada de puertas abiertas en las que las personas interesadas se pudieron acercar a este proyecto. Se trata de una escuela de baloncesto orientada a niños y niñas a partir de tres años, lo que supone una buena oportunidad para acercarles al deporte, que corre a cargo de Vitabasket, una Asociación deportiva creada para fomentar el deporte como parte de la educación y de la integración en la sociedad. Y además cuentan con experiencia de primera mano y verdaderos profesionales que viven de este deporte hoy en día, como Jugadores profesionales de Baloncesto, entrenadores titulados, monitores con prolongada experiencia o titulados universitarios que han combinado sus estudios con el deporte al que aman.
Desde Vitabasket defienden el deporte como forma de educación y citan para ello a Thomas Arnold para quien practicar deporte es una forma de “adquirir una serie de valores morales como lealtad frente a los adversarios, respeto hacia las reglas”.
Y es que el deporte ha sido a lo largo del tiempo un importante vehículo educativo, y en la infancia los deportes de equipo ayudan a niños y niñas a compartir, a gestionar conflictos, a aprender a respetar, a valorar el esfuerzo del grupo… en definitiva no solo sirve para cuidar el cuerpo y la salud, sino que ayuda a formar personas, como decía Arnold a adquirir valores.
Desde Vitabasket se plantean la enseñanza del baloncesto desde la  recreación, que hace que el alumnado nunca pierda el interés y desde la formación, que será motriz de los valores personales y de socialización. Buscan que el alumnado:
  • Se experimente a sí mismo.
  • Que se esfuercen, sin que importe el resultado, como gastador liberal de energías sin remuneración.
  • Que busquen el triunfo sin importarles la derrota.
  • Que sean capaces de vivir y actuar al margen de la ganancia.
  • Que sepan que la competición también es necesaria pero de forma sana.
  • Este deporte-educativo permite al sujeto “conocerse, desarrollar la expresión espontánea, se le introduce al diálogo con los demás, al respeto de las capacidades y propósitos del compañero, del vecino y del adversario…
Todo ello se traduce en una serie de objetivos que son los que esperan alcanzar a lo largo del curso con los niños y las niñas que participen: 
  • Que el deporte proceda del juego y ese carácter lúdico no debe perderse.
  • Que la diversión y el disfrute sea una de las mayores motivaciones para practicar deporte, por ello este aspecto tiene que ser inamovible.
  • Que la competitividad sea necesaria pero en su justa medida, no se debe hipervalorar.
  • Que el ejercicio físico como actividad reúna unos fines recreativos, educativos o de rendimiento.
  • Que el riesgo acompaña a la competición y va unido al rendimiento.
Por todo ello, si aún no habéis escogido una actividad extraescolar, puede que esta sea la que andáis buscando. Las clases se imparten en el gimnasio Atlas, en Oviedo (C/ Santa Eulalia de Mérida)
Y para finalizar, podeis ampliar la inofmración en los siguientes sitios web:
Anuncios