Cómo afecta el mal tiempo a los niños y las niñas

Este verano en Asturias no está siendo lo que se dice un verano, y esto puede afectar a cualquier persona, provocando mal humor e incluso depresiones. La gente menuda no es ajena a la situación y también puede afectarles. En Asturias diríamos que están repunantes, (que no repugnantes) y que nada les cuadra, pero días y días sin ver el sol les afecta como a cualquier persona adulta.

En primer lugar se han incumplido sus sus expectativas: el verano es una promesa de sol, agua, playa, juegos y vida en la calle. Sin embargo, se están encontrando en casa, en centros comerciales, viendo la tele… en definitiva nada de lo que cualquier niña o niño puede esperar, y lógicamente eso les enfada y les frustra, como a cualquier persona.

Además, también puede afecar al sueño, ya que la actividad física es menor y el aburrimiento mayor: las actividades suelen ser más sedentaria y no gastan energías, no se cansan. No tienen una rutina de horarios tan marcada como durante el curso escolar, y el aburrimiento, el estar más tiempo en casa los adormila, como a cualquier persona, ¿quién no ha acabado viendo la tele en el sofa pero sin gana?
Y por supuesto, el organismo acusa la falta del sol y el efecto que tiene sobre él. La exposición directa al sol durante un tiempo prolongado no es buena y mucho menos durante la infancia, pero el sol, por ejemplo, facilita la elaboración de vitamina D, que a su vez permite una mejor absorción del calcio, combate, como hemos dicho la depresión, facilita la circulación sanguínea, multiplica la producción de glóbulos rojos…
Así que tendremos que intentar hacérselo más llevadero. Algunas claves pueden ser buscar la actividad física en todo momento posible y estimularles e ilusionarles adornando como novedad o actividad excepcional cada cosa que hagais y buscar actividades interesantes destacando que se hacen aprovechando el mal tiempo (si hace sol se aprovecha para otras cosas)
Por último aquí tienes algunas pisatas concretas para ayudarles a pasar esta situación de la mejor manera posible y que les afecte lo menos posible.

  • Mantén una alimentación equilibrada con productos frescos y de temporada, la alimentación    es siempre fundamental para una buena salud física y mental.
  • Intenta llevar una rutina no demasiado extricta pero que les permita orgaizarse.
  • Juega con con ellos y ellas siempre que puedas
  • Déjales jugar con agua en casa, aunque tengas que limpiar un poco más, si pueden “montarse” su playa en el baño les dará un rato de desahogo. Incluso pueden ponerse el bañador.
  • Aprovecha al máximo los días de sol, llevales a la playa aunque sea un ratito dentro de las posiblidades de los horarios de la familia o como mínimo salir al parque. El sol es necesario.
  • Intenta salir todo lo posible a la calle, a pasear o realiza alguna actividad compatible con la climatología. Tienes algunas ideas en la anterior entrada del blog, e intenta darles todo el glamour y excepcionalidad que puedas.
  • Invita a algún amigo o amiga a casa o llevales a jugar a casa de amigos y amigas


Si quieres ampliar información, recuerda que ya hablamos sobre qué hacer en un día de lluvia en el blog, no dejes de leer el artículo.

Y por supuesto, ten paciencia, intenta comprenderles, explícales la situación y ofréceles alternativas. A veces no te harán caso, pero si las personas adultas estamos hartas, imagínate ellos y ellas. 

Anuncios