Dale tiempo al juego

Quizá ya habeis visto en la tele los anuncios de la campaña “Dale tiempo al juego” que nos recuerdan que es muy beneficioso jugar en verano.

Seguro que quien más y quien menos mira atrás con nostalgia y dibuja una sonrisa al recordar sus veranos. Jugar en la calle, en la playa, en casa… jugar, jugar, jugar. Muchas y muchos crecimos con mamá en casa, eran otros tiempos y si nos ibamos 15 días de campamento era mucho, el resto lo pasábamos en familia, en nuestra ciudad, de vacaciones o en el pueblo…

Pero teníamos mucho tiempo libre. Hoy les enviamos al camapmento, que enlazan con la colonia urbana y luego unos días con los abuelos y abuelas. Es verdad que en todas esas situaciones pasan gran parte de su tiempo jugando, pero el sentarse tranquilamente con sus juguetes y jugar no tiene precio.

Que levante la mano quien no ha espiado alguna vez a su peque mientras está en su habitación ensimismado o ensimismada en su mundo con todos los juguetes tirados por el suelo y no se le ha caido la baba…o alguna lagrimita.

Y es que el juego libre muy importante en el desarrollo intelectual, emociona y físico de niños y niñas y de eso nos olvidamos muchas veces. Organizarles su tiempo de ocio nos ayuda a conciliar pero les quita a veces cosas muy importantes a nuestros hijos y nuestras hijas. La clave, la difícil clave es encontrar el delicado punto de equilibrio.
Así que no os perdais la página en facebook de Dale tiempo al juego donde podreis participar en interesantes conversaciones sobre el juego y el juguete ni por supuesto la web daletiempoaljuego.com, en la que econtrareis abundante información sobre el juego y sus beneficios, así como sobre juguetes.
También podreis encontrar la campaña en televisión, ya que dentro del programa “Para todos la 2” se emitirán 37 capítulos informativos sobre el juego y el juguete. Cada uno dura 15 minutos y además los cuelgan en el muro de Facebook de la campaña.
La campaña se completa con actividades en juguetería y grandes superficies entre el 18 y el 24 de junio, porque se acaba el cole y el verano es la mejor época del año para jugar, hay mucho tiempo libre, los días son largos, no hay que madrugar…
Pero no olvides que tan importante como que jueguen a su aire es tmabién encontrar un rato para jugar con ellos y ellas ¿no les cambia la cara cuando te preguntan si juegas y la respuesta es si? No te pierdas esos momentos tan maravillosos.
Anuncios