Cómo evitar que un niño o una niña se pierda.

Con el verano llegan las grandes aglomeraciones en eventos de todo tipo, y uno de los principales riesgos a los que nos enfrentamos es que nuestras hijas o nuestros hijos se pierdan.
Para evitarlo, lo primordial es enseñarles desde bien peques a estar junto a nosotras y nosotros,pero si se despistan que sepan que deben dirigirse a una persona adulta, a ser posible un o una agente de policía, alguna persona de un comercio cercano (para que no se vayan muy lejos) y explicarle la situación para que les ayude a encontrar a papá y mamá. También es interesante enseñarles qué decir: que se ha despistado, dónde estaban y qué estaban haciendo cuando se perdió (dará pistas para localizaros) e incluso que de uno de vuestros teléfonos para que se puedan poner en contacto rápidamente.
Además de esto, hay ciertos trucos que nos pueden ayudar, porque lo más probable es que el niño o la niña se asusten mucho, sobre todo cuanto más pequeños o pequeñas son, incluso puede darse el caso de que no hablen bien y personas que no les conozcan no entiendan que dicen. Aquí os dejo tres ideas:
  1. Identificación de “congresista”. Podemos hacernos con una identificación para colgarsela al cuello y decirles que no se la quiten. En la funda de plástico, incluimos una tarjeta de visita, o una tarjeta con nuestros datos. Estas fundas se pueden adquirir en tiendas de todo a 100, bazares chinos o establecimientos de material de oficina. Si no disponeis de ella podeis agujerar la tarjeta y colgarla directamente en una cinta de las que se usan para colgar la cámara o el móvil. La funda es más resistente y es más difícil que se pierda.
  2. El silbato. Un niño o una niña que toca insistentemente el silbato llamará pronto la atención, y además si no se ha ido muy lejos podrás oir el pitido. Este truco está bien por ejemplo para la playa donde se puede despistar entre la gente jugando pero no irse excesivamente lejos. Eso si, hay que enseñarle que el silbato es para casos de emergencia y no puede tocarlo todo el día, o lo ocurrirá como a Pedro cuando vino el lobo…
  3. Y por último, el que más les va a gustar y es más difícil que se quite o pierdan, las calcomanías personalizadas, o como ellos y ellas les llaman ahora, tattoos. Existen distintas propuestas, como  los que he visto en Mariposa Ocio Familiar que nos ofrece Pequeseguro (http://www.pequeseguro.es/). Se trata de calcomanías en las que podeis incluir vuestro número de teléfono, o la información que necesiteis. Hay varios modelos, con animales, princesas… No lo perderán y además ahora tienen gastos de envío gratuitos.
 Y como siempre, si conoces o utilizas algún truco o técnica para evitar que se pierdan o al menos que pasen mucho tiempo en esa situación. Aprovehca los comentarios para contárnoslo.
Anuncios