Campamentos de verano II: En que nos fijamos para escoger campamento

Hace unos días hablamos de cuándo era el momento idóneo para mandar a un niño o una niña al campamento. Vamos a tratar ahora de cómo escoger la actividad que más se adapte a nuestras necesidades.
Como por algún lado hay que empezar a descartar, puede ser mejor no tener en cuenta los que se ajusten a “nuestros” criterios que tener que quitarles la ilusión de la actividad que le guste.
Así “nuestros” criterios pueden ser:
  •  Edad. Puede parecer una perogruyada, pero si se nos olvida y luego no encajamos en la edad, solo habremos perdido el tiempo.
  • Lugar en el que se celebre la actividad, si queremos que sea en Asturias, provincias limítrofes, en cualquier punto de España o incluso en el extranjero.
  • Si incluye trasporte o no y desde dónde. Si no lo incluye deberemos llevarles y recogerles o si por ejemplo el campamento es en la provincia de Madrid pueden habilitar un autobús en Valladolid.
  • Si tenemos preferencia por el tipo de entidad que organiza el campamento: administración pública, grupo scout, organización religiosa, empresa especializada…
  • El precio. Los precios varían mucho, sin salir de España, podemos encontrar campamentos que ronden los 1.000 euros… Ten en cuenta también que muchos campamentos admiten rebajas en el precio o descuentos para inscripciones de hermanos o hermanas.
  • En caso de algún tipo de enfermedad crónica o discapacidad es importante que os asesoréis de la atención que pueden prestar en el campamento. Normalmente se suele prestar atención para que puedan participar todos los niños y niñas, pero nunca está de más informarse previamente. Así mismo, algunas asociaciones hacen campamentos específicos para diabéticos y diabéticas, peques con dolencias cardiacas…

Una vez aclarados estos puntos (lo ideal sería explicárselo a los niños y niñas) podemos pasar a fijarnos en otro tipo de cosas, que seguro que son más del interés de la gente menuda:

  • Duración del campamento
  • Emplazamiento: mar, montaña, ciudad…
  • Tipo de alojamiento: tienda de campaña, albuergue, hotel…
  • Servicios que se ofrecen: lavandería, sábanas (o hay que llevar saco)…
  • Si el campamento es temático o no: de idiomas, un campus deportivo, granja escuela, musical, aula de naturaleza, actividades acuáticas…
  • Qué tipo de actividades incluye, podemos encontrar desde talleres y ginkanas a equitación o vela.
Estos 12 puntos pueden orientarnos y ayudarnos a elegir la actividad de acuerdo con nuestros hijos e hijas. También tenemos que tener en cuenta que hay muchas convocatorias con plazo fijo de inscripción, o bien que pueden cubrirse rápido, por lo que es conveniente hacer una selección de varias posibilidades por si la que más nos interesa no tuviese plaza.
Por supuesto, como os digo otras veces, si tenéis alguna duda podéis plantearla en los comentarios de esta entrada, y si quereis una charla en vuestra asociación o cole, tmabién podeis plantearlo en info@esparcer.es
Anuncios