Entrevista a Julio Martí Zahonero. Autor y director de Hamelin.

El día 8 de mayo, el Teatro Filarmónica acoge la presentación de HAMELIN de la compañía teatral Màgic 6, una obra para toda la famila que revisa el cuento clásico de El Flautista de Hamelin conjugando la presencia de títeres y personas en el escenario.
Julio Martí Zahonero, autor y director de HAMELIN responde a las preguntas de Esparcer para acercarnos un poco más a la representación. Seguro que nos amina a verla.
El espectáculo se basa en el cuento de El Flautista de Hamelin pero nos ofrece una visión moderna del mismo, ¿cuáles son sus principales diferencias y similitudes con el original?
Estamos ante una idea completamente novedosa, original y divertida que revoluciona totalmente el cuento tradicional. Con una propuesta moderna y con un mensaje mucho más actualizado, HAMELIN trata de hacer reflexionar acerca de los valores del reciclaje, del consumo exacerbado y de la xenofobia. Valores fundamentales en la sociedad actual en la que vivimos y que forman parte de nuestro día a día.
En el espectáculo, como hemos dicho, hay actores, actrices y títeres ¿Sorprende al público esta combinación?
Màgic 6 siempre se caracteriza por la combinación de muchos y distintos elementos teatrales. En este caso, los títeres con los actores forman parte de la propuesta novedosa que, junto a las canciones y bailes, hacen de este espectáculo un montaje visual muy atractivo.
¿Qué tipo de títeres vamos a ver en Hamelin?
Son títeres de guante fabricados con telas y goma espuma.
Y quién tiene más presencia en el espectáculo ¿Los títeres o las personas?
La presencia del actor en Màgic 6 siempre sobresale sobre otros elementos como puede ser la magia, el teatro negro o, como en este caso, los títeres.
Además hay música.
Es fundamental la música en todas las propuestas escénicas de Màgic 6. A través de las canciones divertidas y pegadizas tratamos de llegar al público en cada una de las escenas.
¿A qué edades dirías que se destina el espectáculo?
Cuando se nos pregunta esto, siempre decimos que nuestros espectáculos están dirigidos a niños y niñas entre 4 y 120 años. Y es cierto, todos llevamos un niño dentro de nosotros mismos y tratamos de que salga de nuevo en el patio de butacas durante la hora que dura el espectáculo.
Desde Esparcer recomendamos siempre llevar a niños y niñas al teatro. Como profesional, ¿qué crees que aporta a la educación y formación de los más pequeños?
El teatro, al igual que el resto de artes escénicas, es fundamental en la educación y pedagogía del niño. No es cierto que haya que llevar a los niños y niñas al teatro porque ellos serán el público del futuro, sino porque ellos ya son nuestro público del presente. Valores tan importantes como la autoestima, la amistad o la solidaridad siempre crecen en un patio de butacas y sobre un escenario.
En tu opinión ¿es una actividad que se debería ofrecer frecuentemente a niños y niñas?
Evidentemente. Y no sólo ello sino que se debería promocionar y favorecer la creación de teatro dentro de la escuela. Es decir, el niño o la niña no únicamente como espectador/a, sino como propio actor/actriz.
Seguro que como en todo, cada persona tiene su momento preferido, pero por vuestra experiencia, ¿qué es lo que más suele gustar de HAMELIN?
Creo que es la experiencia de asistir a un espectáculo con un gran dinamismo, lleno de sorpresas con muchos personajes, una escenografía y diseño de luz muy impactantes y con un mensaje muy especial. Además, al final de la representación, los espectadores tendrán ocasión de saludar personalmente a cada uno de los actores.
Muchas gracias por contestar a nuestras preguntas, seguro que más de un papá o una mamá se anima a llevar a sus peques al teatro. Seguro que es todo un éxito.
Anuncios