Durmiendo con tiburones… en familia

El pasado 15 de abril se celebró en el acuario de Gijón una noche muy especial, dedicada a dormir con tiburones en familia. La propuesta permitía aprender muchas cosas sobre los tiburones y demás habitantes de las profundidades y hacerlo de una forma muy especial.
Javier Prieto, seguidor de Esparcer, participó con su sobrina en esta noche tan especial y ha querido compartirlo con nosotras y nosotros. A continuación os cuento las impresiones que me ha hecho llegar, ilustrado con también con sus fotos.
La impresión general que nos trasmite, ha sido muy buena y recomienda la actividad a todas las personas que tengan oportunidad de probarla en futuras ocasiones. En total participaron 30 personas que llegaron a la actividad un poco antes de las 20 h., tal y como les habían indicado, momento previsto para el inicio de esta noche tan especial.

El primer contacto con los tiburones, lo tuvieron con el taller que les acercó a su mundo y además sirvió para que el grupo fuese conociéndose. Entre juegos y preguntas se les pasó volando las dos horas que duró el taller. Además, les enseñaron trocitos de tiburones disecados que pudieron ver y tocar. Javier asegura que fue muy interesante aprender tantas cosas sobre estos animales.

Ya eran las diez de la noche y el hambre se hacía notar, así que tocó cenar en el restaruante del acuario. Según nuestro protagonista, este fue el único punto flaco de la noche, la cena compuesta de pizza y ensalada se les hizo un poco escasa, aunque sirvió para coger fuerzas y continuar con el periplo por el acuario. Y nunca mejor dicho, porque tocaba hacer una visita guiada y conocer a todos los seres que habitan las distintas peceras. El grupo tenía muchas ganas de ver todo lo que le esperaba, pero antes toco hacer la cama, con unas colchonetas frente a la pecera de los tiburones porque como nos relata Javier, la visita prometía ser larga y luego les daría pereza ponerse a organizarlo todo, así sería solo llegar y meterse en la cama.
Así empezaron la vista en la que les explicaron todo sobre los peces de cada pecera, pudiendo preguntar cualquier tipo de duda, la visita fue para Javier de lo más interesante. Y cuando llegaron a la zona toca-toca, estuvieron, como no, tocando a los animalitos… que se dejaban. Tuvieron entre sus manos oricios, estrellas de mar, gusanos de mar… lo que le gustó mucho tanto a niños y niñas como personas adultas. Con letras mayúsculas nos escribe el  MUY INTERESANTE con el que califica esta visita, que duró unas dos horas. Todavía les quedaba un documental en el teatro del acuario sobre tiburones… pero era ya la 1.30 de la madrugada y tanto peques como no tan peques estaban muriéndose de sueño, así que se fueron diréctamente a dormir.
Según Javier, es impactante el momento de meterse en el saco, todo en silencio y poder ver a los tiburones y los cientos de peces nadando a tu lado… las tortugas gigantes, las rayas… Totalmente recomendable.
Al día siguiente el despertador sonó el despertador a las siete de la mañana para desayunar y a las 8 dar por terminada una experiencia única e irrepetible, que Javier nos recomienda, porque según nos dice, realmente merece la pena, así que si tenéis la oportunidad de ir, no lo dejéis pasar…
Para finalizar, destaca el caso de una familia de Bilbao que iban a pasar unos días a Galicia e hicieron noche en el acuario. Dijeron que habían cambiado la estancia en un hotel, por la estancia en el acuario y la verdad que le pareció algo muy original. Así que ahora que se acercan los viajes de vacaciones, a Javier le parece que sería muy interesante que pudiésemos hacer un viaje así, algo totalmente diferente al modo tradicional.

Y desde Esparcer solo queda darle un millón de gracias a Javier Prieto por compartir su experiencia y hacer que sirva de punto de referencia para otras familias que se puedan plantear en el futuro asistir a una actividad de este tipo, y por supuesto, os invitamos a todas y a todos a imitar a Javier y contarnos vuestras experiencias.

NOTA: El menú se ha modificado. Ahora, para las personas adultas incluye ensalada mixta y Entremeses y de segundo Ternera guisada con patatas. Los niños y las niñas tendrán croquetas y pizza de jamón york y queso. Ambos menús incluyen pan, postre y bebidas.
 

Si quieres saber más, solo tienes que hacer clic en estos enlaces: 

El Acuario de Gijón (I) La Visita
El Acuario de Gijón (II) Notas Prácticas.
Web del Acuario de Gijón

Anuncios