Batuta: y se hizo la música

Una batuta sirve para poner orden. La batuta pone a las notas donde deben estar, les dice lo que deben hacer y logra que la música suene como tiene que sonar.

Eso, más o menos, es lo que le dice Batuta, un gran amante de la música a Nota, un personajillo formado por dos corcheas y una pelota, nos van presnetando distintas piezas musicales e hilando su historia.

Estos personajes, títeres para más señas, viajan de estación en estación en una maleta que se carga y descagra del tren. Lo primero que descubrimos son los pies de Batuta que interpretan una simpática danza a ritmo de Elvis Presley. Pero distíntos géneros se irán sucediendo durante la hora de duración de esta obra que mantiene la sala completamente a oscutras (lo que a alguno y alguna no les hizo mucha gracia).

Haynd ayudará a nota a escribir la música en el aire; el pentagrama aparecerá en el número más espectacular de la obra. Complemtamente a oscuras cinco tiras elásticas de colores fluorescentes acogen a claves de sol y corcheas que se van trasformando en animales, el propio pentagrama se trasformará en las más inesperadas formas, con esa sensación de irrealidad flotante que se consigue con los títeres, cuando las personas no aparecen, no están presentes.

En definitiva una propuesta muy especial que sería estupendo que pudieseis aprovechar. Hoy la hemos disfrutado en el Ateneo de la Calzada, Gijón, y os recomiendo que esteis “ojo a vizor” por si teneis oportunidad de asistir, seguro que no os dejará indiferentes y ese recorrido por la música atraerá tanto a la gente menuda como a las mamás y los papás.

Batuta es un espectáculo de Taun Taun Teatroa

Anuncios