¿Y por qué no una exposición o un museo?

En Asturias disponemos de una gran variedad de museos, la muchos adecuados para ir con niños y niñas. La visita a un museo, al igual que a cualquiera de las exposiciones que os solemos ir proponiendo en nuestra agenda, son una experiencia especial, que les saca de la rutina y les acerca de forma agradable y divertida a distintos aspectos: cultura, medioambiente, historia, arte… incluso a veces a más de una cosa a la vez, como puede ser una exposición de fotografía sobre naturaleza.

Muchas veces se descarta llevar a la gente menuda a exposiciones porque creemos que se van a aburrir, son demasiado serias, son demasiado jóvenes, o simplemente no les va a interesar lo que vean. Tened en cuenta que ninguna de estas afirmaciones son ciertas si escogemos la actividad adecuada. Seguramente les propondremos alguna que no les guste, a las personas adultas tampoco nos gusta todo. Habrá que ir probando y acercándoles a un mundo que les abre nuevos horizontes.

Si de pequeños y pequeñas les enseñamos otras alternativas de ocio, cuando crezcan tendrán más recursos para escoger y decidir, lo que no nos va a librar a padres y madres de sufrir porque quieran salir por la noche, evidentemente, pero contribuiremos a ofrecerles otras alternativas y hacer su educación y sus experiencias más enriquecedoras. Si insistimos en que lean porque sabemos que es bueno para su formación ¿por qué no aprovechar otras actividades?

En cuanto a la edad para empezar a llevarles… no la hay, desde que queramos. Una exposición por ejemplo de arquitectura en miniatura puede llamarle mucho la atención a un niño de dos añitos, y una de fotografía de animales, puede hacer las delicias de una niña de la misma edad que ve aves y corzos, les gusta mirar animalitos ¿no? Ya os digo, es cuestión de escoger la actividad adecuada. Y nadie mejor que papá y mamá sabe lo que les puede gustar.

Tener en cuenta también su carácter, como se van a comportar, el tiempo que podréis dedicarle y no intentéis que la vea entera si a los diez minutos se cansó. Es como todo, hay que ir a su ritmo, si a ti no te gusta, o en ese momento no te apetece también te marcharías ¿no?

Durante la exposición comentarles lo que vais viendo independientemente de su edad, contarles cosas adecuadas que puedan asimilar y relacionar con lo que ven. A medida que vayan creciendo podéis “preparar” la visita más en profundidad, proponérsela con tiempo, contarles lo que van a ver… y si queréis a la vuelta, que os hagan un dibujo, hacer una cena relacionada con lo que habéis visto, o simplemente sugerirle que les cuenten a sus amigos y amigas lo que vieron.

Y por supuesto, tenéis la agenda de Esparcer para escoger entre un montón de posibilidades por toda Asturias. Animaros, seguro que toda la familia pasa un rato entretenido.

Anuncios